Transitar rumbo al futuro

Compartir

La digitalización es el camino para adaptar las actividades cotidianas a la lógica del futuro, por lo que su desarrollo equitativo, ordenado y plural es una de las metas por alcanzar para transitar por este rumbo. En este sentido, como presidenta de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, participé en el Foro Virtual Sobre la Transformación Digital, un espacio donde se conjuntaron los recursos y las capacidades del Senado de la República y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ahí, analizamos el uso e impacto de las plataformas digitales en el desarrollo de los países de Latinoamérica. No cabe duda de que la tecnología es parte fundamental de nuestras vidas, poniendo como ejemplo el contexto pandémico actual, las herramientas digitales nos han permitido mantenernos en contacto con nuestros seres queridos; han conservado activas —en la medida de lo posible— la economía, el comercio, el empleo, el gobierno, entre otras actividades esenciales. Asimismo, a través de ella es que las y los senadores hemos logrado sostener reuniones legislativas, para enfrentar los efectos de la pandemia de COVID-19 en México con responsabilidad sanitaria.

Ahora bien, ahondando en la problemática mundial actual, los países con mayor desarrollo tecnológico han sido capaces de enfrentarla con menores consecuencias económicas y menos contagios. No obstante, en nuestro país, de acuerdo con cifras del INEGI el 70% de la población utiliza el internet, pero tan solo el 44% de las familias mexicanas tienen acceso a una computadora. Esta brecha digital aumenta cuando se hace un contraste entre comunidades urbanas y rurales, donde se reporta un uso de internet del 76% y el 47%, respectivamente.

En materia laboral también nos encontramos en clara desventaja. En comparación con Europa y Estados Unidos —donde el 40% de los trabajadores pueden realizar sus actividades a distancia— en América Latina y el Caribe sólo el 21.3% cuenta con herramientas para hacerlo. En materia educativa, de acuerdo con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), 1.4 millones de estudiantes en México desertarán de sus estudios luego de la crisis de salud.

Existe un desafío claro frente a nosotros: el aumentar el acceso a la tecnología con políticas públicas a las que tengan acceso todas y todos, incluso en los lugares más remotos del país. Esta puede ser una herramienta fundamental en la etapa de recuperación de la pandemia, pero debemos impulsar su desarrollo equitativo, democrático y plural. La meta es generar una sociedad más inclusiva, reducir el rezago social y caminar con unidad hacia un desarrollo integral.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial