TETELCINGO, A CONSULTA CIUDADANA

Compartir

La mayoría de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declararon inválido el decreto que creó el municipio indígena de Tetelcingo, propuesto por el gobierno de Graco Ramírez y aprobado por la anterior legislatura local. La resolución abrió la puerta para la realización de una consulta ciudadana, para que sean los ciudadanos de Tetelcingo quienes definan su futuro.

En el decreto número 2341 se proponía separar al pueblo de Tetelcingo del municipio de Cuautla, para dar paso a la creación de un Consejo Ciudadano que sería electo por el propio pueblo de Tetelcingo. Este proceso quedó parcialmente frenado con la controversia constitucional que promovió el entonces presidente municipal de Cuautla, Tadeo Nava, de la misma filiación partidista que el gobernador Graco Ramírez.

El asunto fue examinado por los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por poco más de un año. La semana pasada, en una sesión del pleno, se resolvió la controversia. Fueron seis de 11 ministros los que decidieron invalidar el decreto y revertir la creación inmediata del municipio indígena de Tetelcingo.

Sin embargo, en un hecho sin precedente, los mismos ministros que votaron a favor de invalidar al municipio indígena de Tetelcingo, también resolvieron ordenar la realización de una consulta ciudadana, para que sea el pueblo de esa comunidad indígena la que determine de manera democrática si aprueban o no convertir a su comunidad en un nuevo municipio.

Para ello, ordenaron al nuevo Instituto Nacional Indígena organizar la realización de la consulta ciudadana entre los pobladores de Tetelcingo; seguramente se habrá de utilizar el padrón electoral vigente, y se tendrá que solicitar el apoyo del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) para su organización y realización.

Considero importante que el Instituto Nacional Indígena, previo a la consulta ciudadana, deba llevar a cabo todo un diagnóstico sobre los pros y contras de que Tetelcingo se convierta en un municipio indígena.

El diagnóstico o estudio tendrá que revelar los impactos sociales, económicos, políticos, demográficos y de desarrollo; que podrían derivarse de convertir a Tetelcingo en municipio indígena o de mantenerse dentro del municipio de Cuautla.

Este diagnóstico tiene que servir para informar de manera transparente e imparcial al pueblo de Tetelcingo sobre la viabilidad o la inconveniencia de convertirse en municipio indígena. Los ciudadanos merecen estar bien informados sobre los pros y contras, con la finalidad de que tomen una decisión totalmente informada.

Entre mayor información se genere y se ponga a disposición y en las manos de las familias de los ciudadanos de ahí, su voto a favor o en contra será un voto totalmente razonado. El fututo de Tetelcingo sólo depende de los propios ciudadanos que habitan en la comunidad.

De ahí que es relevante evitar que actores externos e internos pretendan a provechar la coyuntura para desestabilizar a la comunidad de Tetelcingo, y dividir al pueblo. Quienes intenten entrometerse en la decisión de la comunidad, estarán condenando a los tetelcinguenses a tomar decisiones sesgadas.

El resolutivo de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación más allá de revertir la creación del municipio indígena de Tetelcingo, de manera unilateral o jurisdiccional, abrió la posibilidad de que sea el pueblo el que decida su futuro. De ahí la importancia del veredicto de los ministros.

El pueblo de Tetelcingo tendrá que aprovechar este resolutivo para unificarse, y determinar de manera democrática que es lo más conveniente para la comunidad, sea cual sea la decisión. El futuro de Tetelcingo sólo debe depender de su pueblo y de nadie más.

Senadora por Morena

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial