Semáforo verde

Compartir

¡Buenas noticias! Esta semana, 16 entidades federativas —entre ellas, el estado de Morelos— han pasado del semáforo amarillo al semáforo verde de riesgo epidemiológico ¿Qué quiere decir esto? Que los riesgos por el índice de contagio, la ocupación hospitalaria y la propagación de la covid-19 han llegado un punto mínimo, por lo que diversas actividades no esenciales podrán reanudarse con cautela y, en general, las actividades públicas serán una menor amenaza para la salud pública.

Este favorable paso se debe a diversos factores, pero en este escrito me gustaría referirme a uno en específico. Cada día, podemos observar a más y más personas que siguen las medidas de sanidad de manera correcta, que usan el cubrebocas sobre la nariz y barbilla y practican el distanciamiento social de manera correcta.

Estas reglas del cuidado de la salud se han adaptado de manera efectiva a muchas de nuestras vidas, lo que implica que todas y todos —en unidad, pero desde la distancia— hemos trabajado para protegernos personal y mutuamente. De esta manera ha sido posible transitar a un nivel de riesgo que permite desarrollar diversas actividades económicas y sociales, que han sido afectadas severamente por la pandemia.

Estas noticias son extraordinarias, pues conllevan la reapertura de diversos espacios que han sido gravemente afectados por esta pandemia. Me refiero a aquellos que no forman parte de las actividades esenciales y cuyas operaciones, por su naturaleza, implicaban una amenaza a la salud de las personas.

Diversas empresas y negocios podrán volver a operar (con precaución) y con ello mitigar los daños que la pandemia les ha ocasionado. Se recuperarán empleos, las personas podrán socializar con más libertad (siempre cuidando las reglas sanitarias) y se transitará hacia la estabilidad económica de miles de familias. Este es un punto al que hemos intentado llegar durante más de un año; no obstante, no debemos subestimar la fragilidad de nuestra estadía. El riesgo de retroceder en el semáforo continúa.

Hay que tener bien presente que la pandemia no ha concluido. El semáforo verde implica un riesgo menor, pero sigue siendo un riesgo. Las medidas de sanidad seguirán siendo tan vigentes como el primer día, y su cumplimiento garantizará la salud de nuestra gente y la recuperación económica.

En este sentido, hago un llamado a que todas y todos nos sigamos cuidando, a que portemos el cubrebocas de manera correcta, a que no realicemos actividades que puedan generar brotes de contagio y a que nos sigamos apoyando mutuamente. Podemos vencer a este virus, pero debemos hacerlo con precaución, empatía y unidad.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial