Responsabilidad legislativa y cannabis

Compartir

La semana pasada, en reunión de las Comisiones Unidas de Justicia, Salud y Estudios Legislativos del Senado de la República, las y los senadores analizamos el proyecto de reformas que regula el uso y consumo de cannabis; una legislación que contiene —entre otros puntos— las reglas para la producción, distribución, venta y consumo de esta planta. Al respecto, considero importante destacar algunos puntos.

En primer lugar, la regulación de esta planta para fines medicinales y de investigación es valiosa, pues cuenta con propiedades importantes con las que se pudiese llegar a descubrimientos que favorezcan a millones de personas que padecen enfermedades crónicas.

No obstante, la regulación que se tiene contemplada no involucra únicamente aquellas actividades relacionadas con la salud, sino que contiene también aquellas recreativas. Este proceso— dada su complejidad e implicaciones— no debe apresurarse. Debemos avanzar con pasos que garanticen la seguridad de las personas en México y la salud pública.

En lo que se refiere al consumo recreativo de esta droga, no debemos demeritar los riesgos sociales que implica el llevar una sustancia ilegal al mercado legal. Su regulación no debe ser laxa, porque se corre el riesgo de abonar al desorden social, al aumento de personas con una adicción, a la corrupción de menores de edad y a la apertura de un mercado de estupefacientes sin reglas claras sobre el proceso de producción y venta, así como sin las bases necesarias para el consumo responsable del cannabis.

Este es un aspecto que señalé desde el principio y que hoy, meses después, sostengo. Debemos trabajar para que el desarrollo nacional esté acompañado por el bienestar de las personas. El progreso social debe estar encaminado a la seguridad, la salud y el bienestar de todas y todos. En este sentido, vale la pena observar a detalle esta minuta, pues si bien contiene avances importantes en materia de eliminación de estigmas, también descuida un aspecto fundamental para que estos pasos se lleven a cabo con firmeza: la protección integral de terceros.

En este sentido, mi postura al respecto de este paquete legislativo es una con reservas. Considero que esta minuta no cuenta con las medidas necesarias para garantizar que este paso no afectará a terceros, específicamente a nuestras niñas niños y adolescentes. Se debe seguir trabajando para perfeccionar estas medidas y consolidad la visión que se tenía desde el primer momento: la eliminación de estigmas para un progreso social, tecnológico y sanitario en México.

 

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial