Redes sociales y noticias falsas

Compartir

El Instituto Nacional Electoral (INE), lanzó un comunicado en el cual desmiente una serie de noticias falsas que se han compartido en los últimos días a través de diversas redes sociales, especialmente en WhatsApp, aplicación de mensajería instantánea utilizada ampliamente en nuestro país.

Entre los puntos que resalta, se encuentra la garantía de que los protocolos de sanidad aplicados durante procesos electorales son efectivos para proteger a la ciudadanía, los horarios y condiciones mediante los cuales se podrá ejercer el voto, y el hecho de que ninguna persona puede votar utilizando la credencial de elector de otra persona.

Este es un documento importante por más de una razón. En primer lugar, porque atiende directamente ciertos mensajes que desinforman y perjudican la calidad democrática de este proceso electoral. Ante la ola de información (verdadera y falsa) a la que estamos sometidos todos los días, es importante contar con fuentes que aclaren la información referente a temas trascendentes.

Por otro lado, este comunicado da cuenta de un problema más profundo y que se encuentra en constante evolución, la desinformación y la propagación de noticias falsas. Estas se transmiten, en su mayoría, a través de distintas plataformas de reciente creación (y en constante actualización). Me refiero a las redes sociales y los nuevos mecanismos de comunicación disponibles que, si bien dan pie a una mayor fuerza a nuestras voces, al difuminar las barreras espaciales que nos separan y agrandar el público al que nos dirigimos; también dan pie a nuevas prácticas que impactan de manera negativa los procesos democráticos de nuestra nación.

En este sentido, la ciudadanía tiene una responsabilidad enorme por estar en constante información, al dar seguimiento a las candidaturas y consultar las propuestas de campaña de cada una de las opciones políticas disponibles. Es importante ver más allá de los dichos o rumores, para poder ver los hechos y los compromisos.

La democracia, como todas las formas de organización, es falible. Está en nuestras manos perfeccionarla día con día, a partir de nuestras acciones responsables. Esto tendrá como consecuencia una mejora exponencial y constante de nuestro sistema electoral y, claro, dará más fuerza a nuestra voz.

Si bien el contexto actual llama a la reflexión respecto a nuestra democracia dentro de los procesos electorales, no hay que olvidar que esta se ejerce día con día, cuando expresamos nuestra opinión, cuando alzamos la voz ante las problemáticas y cuando participamos en las actividades de nuestra comunidad. La democracia vive y convive con nosotros. Enriquezcámosla cotidianamente.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial