Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil

Compartir

La semana pasada en el Senado de la República, aprobamos un dictamen de las Comisiones Unidas de Comunicaciones y Transportes; y de Estudios Legislativos, que tiene por objeto crear un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. Lo anterior con la finalidad de inhibir en su totalidad los principales delitos que aquejan a nuestro país, mismos que se comenten a través de la utilización de equipos móviles. Esta legislación ha sido sujeta a una serie de mensajes que desinforman, por ello, considero importante aclarar algunos puntos.

Para empezar, ¿en qué consiste este Padrón? Bien, el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil es una base de datos con información de las personas físicas o morales, titulares de cada línea telefónica móvil, que cuentan con un número telefónico del Plan Técnico Fundamental de Numeración.

Esto tiene como fin último contar con una identificación plena y certera de los titulares de las líneas de comunicación, ya que, con tal figura, las autoridades competentes tendrán más elementos normativos para identificar la comisión de delitos a través de equipos móviles, lo que permitirá hacer frente a ilícitos como la extorsión.

Ahora bien, para dar cuenta de la problemática que se pretende combatir, basta con ver las cifras. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el año 2019, uno de cada 5 delitos cometidos fue una extorsión, siendo un total de 4.6 millones de extorsiones, lo que representa 9 delitos por minuto. De este número, el 88.9 % se realizó a través del teléfono.

Ante este escenario, el dictamen da un mayor control y herramientas a la autoridad correspondiente, para que los chips telefónicos sean vendidos bajo nuevas medidas que permitan la identificación de los adquirentes y, también, crea un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que evitará el uso indebido de la línea telefónica, ya que se contará con la información del solicitante para saber quién es el propietario.

Ahora bien, ante las críticas, vale la pena hacer dos aclaraciones: primero, que la recopilación de datos biométricos no es una práctica nueva, sino que se lleva a cabo de manera cotidiana por particulares. En segundo lugar, los datos recabados para el Padrón serán resguardados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por lo que nuestra información estará segura.

En resumen, con la aprobación de esta legislación nos encontramos un paso más cerca de poder disminuir el índice de extorsiones y otros delitos en todo el país —que tantos estragos y dolor han causado a las familias mexicanas— pues dotamos de más y mejores herramientas a nuestro sistema de seguridad para que se puedan atender estos ilícitos.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial