Outsourcing

Compartir

Muchas mexicanas y mexicanos, a lo largo de su vida laboral, han sido empleados a través de un esquema de subcontratación abusiva. El outsorucing, como se le llama comúnmente, es un esquema de subcontratación que se ha utilizado con la finalidad de eludir responsabilidades y, consecuentemente, vulnera directamente los derechos laborales de las personas.

Esta práctica ha sucedido a lo largo de los años sin una regulación que vea por los intereses de nuestras trabajadoras y trabajadores. Por eso, en la Cámara de Senadores aprobamos una serie de reformas que tienen como objetivo regular la subcontratación laboral, así como fortalecer el empleo en nuestro país. El dictamen reforma diversos ordenamientos del sistema jurídico mexicano, dentro de los que se encuentran la Ley Federal del Trabajo, del Seguro Social y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores. Vemos con buenos ojos que esta legislación fue publicada en la edición del 23 de abril del Diario Oficial de la Federación

El outsourcing fue utilizado para vulnerar los derechos laborales de las y los trabajadores en México, perjudicando aspectos como la antigüedad, la estabilidad, el reparto de utilidades y el derecho a la seguridad social y la vivienda. Ojo, ello no significa que se quiera acabar con la subcontratación laboral, sino reglamentarla para que esta no se haga en detrimento de la clase trabajadora.

Por otro lado, con las reformas aprobadas se pone un alto a la subcontratación de personal —entendida como aquella en la que una persona física o moral pone a sus trabajadores a la disposición de otra— salvo para obras o servicios especializados, que tendrán una duración limitada y no formen parte de las labores esenciales de la empresa. Ello, con la finalidad de que quienes elijan formar parte de un esquema de subcontratación puedan hacer valer sus derechos —toda vez que tendrán los instrumentos normativos necesarios para ello— y cuenten con certeza y seguridad jurídica.

Con ello, eliminamos el outsourcing como un medio para vulnerar derechos de las y los trabajadores mexicanos y, por otro lado, regulamos la subcontratación con la finalidad de que esta abone al fortalecimiento de la economía mexicana, bajo un esquema de respeto a los derechos de las personas trabajadoras y en atención a las necesidades de las empresas.

Sin duda, con esto se establece un antes y un después en materia laboral a nivel nacional, toda vez que las reformas que se incluyen en este paquete legislativo representan una transformación positiva en favor de los derechos de las y los trabajadores. Nuestras personas trabajadoras merecen un marco normativo que vele y garantice sus derechos laborales. Sin duda, con este dictamen, gana México.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial