Mujeres y jóvenes

Compartir

Durante este proceso electoral, la participación de las mujeres, las y los jóvenes fue muy importante, debido al tamaño de estos dos sectores poblacionales. Esta información fue conocida por todos los agentes políticos, de ahí que gran parte de la propaganda política estuviese enfocada en temas que interesan o impactan directamente a estos dos grupos. Estos sectores fueron buscados ampliamente por las distintas personas que buscaban hacerse de un puesto de elección popular, debido a que la decisión sobre quienes vencerán recaía, estadísticamente, en sus manos.

Hoy, las mujeres y la juventud se encuentran en un espacio protagónico de la política nacional, en materia de votación y, también, debido a su incursión en la vida pública del país. A diferencia de lo que ocurría en tiempos pasados, las puertas hoy se están abriendo para que estas personas puedan ocupar puestos de toma de decisiones y, así, representar a los intereses y las necesidades de sus sectores.

Desde el Poder Legislativo, hemos mantenido un trabajo constante en materia de erradicación de la violencia de género. Ahora es obligatoria la paridad de género en las candidaturas, el salario igualitario entre hombres y mujeres por realizar el mismo trabajo, la Ley Olimpia Nacional, entre otros mecanismos. Estas medidas son importantes; sin embargo, se deben seguir impulsando nuevas medidas para garantizar que la violencia de género sea erradicada del suelo nacional.

De igual manera, desde el Senado de la República presenté una Reforma Constitucional a los artículos 4º y 73, en materia de juventud, con la cual se nos dan las facultades necesarias para expedir la Ley General de las Juventudes. Esta reforma fue aprobada por la Cámara Baja, así como por los congresos locales necesarios, para que esta pudiese ser publicada en el Diario Oficial de la Federación y, hoy, es una realidad. Debemos seguir impulsando una agenda que permita a la juventud de México —que es el presente y el futuro de este país— hacerse de mejores condiciones de vida, tener un pleno reconocimiento de sus derechos y para que pueda alcanzar sus metas vitalicias.

El tiempo de las y los jóvenes, de las mujeres y de todos aquellos sectores que han sido invisibilizados e ignorados durante años no es hoy, sino que ha sido necesario desde hace muchos años. Desde este espacio, reafirmo mi compromiso con dichos grupos poblacionales, por seguir impulsando agendas que derriben prejuicios y que abran espacios a aquellas personas a quienes las puertas les han sido cerradas.

 

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial