La oposición moralmente derrotada

Compartir

La marcha ciudadana a favor del INE realizada el día 13 de noviembre, sólo puso en evidencia que la posición esta moralmente derrotada. Fueron solamente alrededor de 15 mil personas las que salieron a las calles en la ciudad de México, donde se esperaba una mayor nutrida participación.

Todos escuchamos los mensajes y la posición o postura, de quienes no están de acuerdo con la propuesta de transformar de manera profunda al INE. No se trata de desdeñar la participación ciudadana registrada ayer domingo, pero debe de ubicase en su justa dimensión.

La marcha denominada “El INE no se toca“, se convirtió muy rápido en la “marcha del odio“. Fue notable la participación de dirigentes, representantes y notables integrantes de los diferentes partidos de oposición y de algunos empresarios que mantienen una clara campaña en contra de la Cuarta Transformación.

La reforma que plantea el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no propone desaparecer al INE, ni erosionar los objetivos por los que fue creado. En realizad se trata de transformarlo para fortalecerlo, para darle un mayor grado de confianza frente a la ciudadanía.

México requiere de un órgano electoral que garantice que no habrá fraudes electorales, que aseguré que se respetará y contará el voto de los ciudadanos y sobre todo que de confianza y certidumbre de total imparcialidad. Lo que se observó ayer fue un respaldo al INE con tintes partidistas.

En la propuesta de reforma electoral se mantiene la independencia y autonomía del órgano electoral, se reduce el número de consejeros electorales para reducir los onerosos costos y se despartidizar su integración, porque se busca que sean los ciudadanos, directamente, quienes los elijan.

Hay mentiras a medias que sólo pretenden hacer confundir a los ciudadanos con supuestos retrocesos, cuando en la realidad es necesario fortalecer la certidumbre en todos los procesos y etapas electorales de los comicios. El INE no se centraliza, por el contrario continuarán las Juntas Locales en las 32 entidades federativas.

La marcha del día de ayer tiene una lógica política que no es la defender al INE, sino la de mantener una campaña de odio hacia la Cuarta Transformación, que ha afectado intereses de poder e intereses facticos, que golpean y lastiman a la democracia que todos los mexicanos anhelan.

Senadora Lucía Meza Guzmán

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial