La Justicia en México

Compartir

México atraviesa un momento complicado. La transformación profunda de la vida pública que estamos llevando a cabo conlleva, como todos los procesos de cambio, roces y conflictos con personajes o mecanismos que buscan detener el progreso social. Asimismo, la pandemia por covid-19, además de poner retos importantes sobre la mesa, ha visibilizado diversas carencias que existían en el país y alrededor del mundo.

Por ello, es importante que sigamos preparándonos en todos los ámbitos para poder hacerle frente a esta y a las futuras problemáticas que pudieran afectar nuestra localidad, país y mundo. En este sentido, diversos legisladores asistiremos de manera virtual al Primer Encuentro Nacional Digital “Los Desafíos de la Justicia Mexicana”; en el que abordaremos los retos que nuestro país enfrenta en la materia. Sobre ello, observo dos principales obstáculos para nuestro sistema de justicia: la brecha tecnológica y los casos emblemáticos de corrupción y delincuencia a enfrentar.

Como mencioné antes, el escenario extraordinario que vivimos ha dado cuenta de las carencias que existen en nuestro país. En el caso de la impartición de justicia, ha quedado claro que existe una brecha tecnológica y legislativa importante en el Poder Judicial que, a partir del cierre de los juzgados, ha puesto en pausa la impartición de justicia en el país.

Esta carencia se debe atender desde dos frentes: en primer lugar, se necesita contar con las herramientas tecnológicas necesarias para poder brindar atención a la ciudadanía desde la distancia, para así cuidar las medidas de sanidad sin detener la impartición de justicia. Por otro lado, debemos legislar en la materia para dar validez a estos procedimientos, para que esta situación extraordinaria no detenga los procesos de justicia en el país.

Asimismo, las y los defensores de justica se enfrentarán—de acuerdo con muchas voces— a varios juicios que marcarán al siglo en materia de justicia social, reparación de daños y combate a una espiral de corrupción que permeó en el suelo nacional durante varios años.

Dentro de estos casos emblemáticos tenemos la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, a partir de la cual se sostuvo y defendió a capa y espada una “Verdad Histórica”, que resultó ser una gran mentira. También, actos de corrupción y desvío de recursos públicos como lo son los casos de Odebrecht y Lozoya. Ambos, además de ser parte de una reparación de daños urgente para la nación, simbolizan el juicio hacia quienes dañaron a México.

Este es un tema sin duda interesante y del que es posible sacar muchos subtemas. Por lo pronto, vale la pena seguir la conversación en torno a este. La actualización —tecnológica, social, política y legislativa— debe ser constante, para estar siempre a la altura de nuestros tiempos.

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial