Internet para todas y todos

Compartir

Las tecnologías de la información y comunicación han construido puentes donde antes pareciera imposible, han eliminado parcialmente la barreras geográficas y temporales para acercarnos más a nuestros seres queridos, a nuestras metas profesionales, a nuestro crecimiento personal y al desarrollo de nuestra nación. Es claro que, hoy más que nunca, la tecnología forma parte de nuestra vida diaria.

Este fenómeno de digitalización encuentra su ejemplo más cercano y claro en el marco de la crisis de salud que se vive actualmente en todo el mundo, donde las herramientas digitales nos han permitido mantenernos en contacto con nuestras personas amadas —sin poner en riesgo nuestra salud ni la de ellos— han hecho posible la transición parcial del mercado al campo digital y han mitigado los daños de la pandemia al aparato nacional.

Asimismo, las herramientas digitales han conservado activa, en la medida de lo posible, la economía mundial, el comercio, el empleo y el gobierno, entre otras actividades esenciales, como las que nos competen en el Senado de la República. Por eso, es de suma importancia garantizar los derechos de las y los usuarios de los servicios de telecomunicaciones en México.

Ante ello, seguiremos —desde el Senado de la República y desde la Comisión de Comunicaciones y Transportes, que tengo el honor de presidir— construyendo, modernizando y adecuando una regulación que se adapte a los nuevos desafíos de la transformación digital, sin perder de vista la defensa de los derechos de las y los ciudadanos usuarios.

El reto, entonces, es aumentar el acceso a la tecnología a través de políticas públicas que estén a la vanguardia, que contemplen la velocidad en que estas evolucionan y, a su vez, las dinámicas sociales que se desencadenan a partir de estos cambios. Las legislaciones deberán estar a la altura de los tiempos, de manera que se actúe de manera proactiva, no reactiva.

Asimismo, el desafío es que a esta tecnología tengan acceso todas y todos, incluso en los lugares más remotos del país. Es decir, que los esfuerzos deberán estar encaminados hacia políticas incluyentes, que apunten hacia un desarrollo democrático, plural y sostenido. Debemos avanzar juntas y juntos como país.

A todo esto, la meta es que el acceso a esta tecnología abone a la mitigación de las afectaciones presentes y a la recuperación de la pandemia en el futuro, así como que se impulse un desarrollo multidimensional para todas y para todos. Sin duda, transformar a México en un país más digital es un objetivo de interés nacional.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial