El nuevo Congreso

Compartir

Han pasado un par de semanas desde que se llevó a cabo uno de los procesos electorales más importantes de los últimos tiempos, en el que se contó con una participación histórica para unas elecciones intermedias, y se llevó a cabo una reconfiguración política a lo largo y ancho del país, lo que incluye al Poder Legislativo.

En este sentido, a partir de los resultados del pasado proceso intermedio, se han hecho distintos cálculos para proyectar cuál será el papel que deberá adoptar el grupo parlamentario mayoritario en ambas cámaras, el de Morena. Se señala que el diálogo y la construcción de acuerdos deberán ser protagónicos dentro de nuestro actuar, debido a la distribución de los curules. Esta proyección es correcta, pero su justificación es errónea. Me explico.

La actividad parlamentaria tiene la virtud de congregar distintas opiniones, conocimientos, contextos y perspectivas para que —a partir del diálogo y el debate respetuoso— se puedan alcanzar consensos, construir puentes y avanzar en sincronía rumbo a una meta en común. En el caso particular del Congreso de la Unión, el objetivo principal se encuentra en el desarrollo próspero de la nación y el bienestar de su gente, a partir de la actualización de nuestro marco normativo y las funciones correspondientes a ambas Cámaras.

Es decir, sin importar el número de curules que ocupa Morena, el diálogo de altura y la construcción de acuerdos son actividades naturales del Congreso, que han sido ampliamente practicadas por quienes integramos los Grupos Parlamentarios de Morena. Sea como sea el número de espacios que ocupemos, continuaremos con un actuar legislativo respetuoso, responsable y democrático.

Aún existen importantes productos legislativos por abordar —algunos de ellos anunciados ya por nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, y otros que se irán presentando a lo largo del periodo ordinario que está por dar inicio— que deberán ser atendidos con responsabilidad legislativa y análisis a profundidad, con la finalidad de determinar aquellas propuestas que son benéficas para México y su pueblo, así como las que no van acorde al interés superior de la nación.

De nuevo, la construcción de consensos y la claridad en torno al bien superior de la nación serán fundamentales para sacar adelante los productos legislativos relevantes. Es importante compartir perspectivas, ser empáticos y no quitar la mirada de nuestra gente, para que, a partir de un trabajo legislativo a la altura de los tiempos, generemos las condiciones necesarias para alcanzar prosperidad, paz y progreso en nuestra nación. Será necesario trabajar en conjunto, como Poder Legislativo, para sacar adelante a México. El pueblo lo merece.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial