El gobierno del pueblo

Compartir

La democracia, por etimología, es el gobierno del pueblo, lo que se traduce en una participación de las y los ciudadanos en el ejercicio del poder, a través de distintos mecanismos de participación. Esta forma de organización es un elemento fundamental para nuestro país, que durante su historia ha dado cuenta de que el involucramiento de la ciudadanía en los asuntos públicos es fundamental para caminar por buen camino.

Ahora bien, nuestra democracia, como muchos otros aspectos de nuestra nación, ha experimentado cambios, choques y victorias a lo largo de la historia. Basta con dar una mirada al pasado de México para observar como hemos sido imperio y dictadura, antes de pasar a una democracia defectuosa protagonizada por un partido hegemónico.

Con la creación de organismos de monitoreo electoral y la actualización de nuestras leyes en la materia, hemos hecho posible que exista una democracia más sólida en nuestro país, con la que la opinión y voto de las personas tiene el valor que se merece, para que todas y todos seamos partícipes del rumbo de México.

En un acto de congruencia con los ideales democráticos, en el Senado aprobamos reformas a la Ley de Participación Ciudadana, con la que las y los habitantes de los Estados de la República podrán solicitar consultas de trascendencia regional, para tomar decisiones de trascendencia general.

Es decir, a partir de la aprobación de estas reformas, las y los ciudadanos podrán ejercer un voto libre, secreto, directo, personal e intransferible sobre temas de trascendencia nacional y regional, que sean de competencia de la Federación. El resultado de estas prácticas democráticas deberá ser atendido por los poderes Ejecutivo y Legislativo nacionales, con la finalidad de que se tomen las acciones correspondientes.

Esta legislación —que se ha turnado al Poder Ejecutivo para su trámite correspondiente— tendrá un impacto directo en las entidades federativas, pues con la adición de la figura de la consulta de trascendencia regional, se refuerza la voluntad del pueblo sobre los temas que les impactan directamente.

Es importante seguir implementando mecanismos para un ejercicio democrático directo, accesible y efectivo, para que las y los mexicanos sean protagonistas de las políticas publicas y el quehacer del Estado. Finalmente, las acciones del Estado deben estar dirigidas al mejoramiento de la vida de sus habitantes y, en este sentido, son ellos quienes conocen de primera mano las necesidades de sus espacios.  Su voz nunca había sido tan fuerte.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial