Desterrar la corrupción y la impunidad

Compartir

La semana pasada en el Senado, aprobamos con modificaciones la minuta con proyecto de decreto por la que se expide la Ley Federal de Juicio Político. Con 106 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones, avanzamos con una de legislación trascendente para el interés superior de la nación. La democracia se sigue fortaleciendo a través de métodos novedosos y efectivos para reafirmar el poder del pueblo de decidir sobre el rumbo del país.

Esta legislación tiene como finalidad remplazar la ley Federal de Responsabilidad de los Servidores Públicos. Con esta actualización, se definen y regulan los procedimientos que conllevan la denuncia de una persona servidora pública por actos u omisiones que redunden en perjuicio de los intereses públicos fundamentales o de su buen despacho.  Todo ello, con la finalidad de eliminar los privilegios de las y los servidores públicos que han permeado a lo largo de la historia.

Es decir, a partir de esta actualización se regulan actos como las denuncias por malversación de funciones, desvío de recursos u otros actos ilegales, los cuales podrán ser procesados y sancionados de manera más adecuada. Así, damos un paso más en dirección al fin de la corrupción en nuestro país, una de las metas más importantes de esta administración.

De esta manera, el presidente de la República podrá ser imputado y juzgado por los mismos delitos que cualquier otro ciudadano. De igual manera, las y los legisladores, gobernadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y servidores públicos federales y locales serán sujetos a esta evaluación, y podrán ser sancionados, destituidos o inhabilitados cuando sus actos u omisiones perjudiquen los intereses públicos.

El proyecto legislativo aprobado en la Cámara Alta fue producto del diálogo y la construcción de acuerdos que han sido protagónicos en nuestro trabajo parlamentario. Ahora, este proyecto se encuentra en manos de la Cámara de Diputados para los trámites correspondientes.

Como bien lo mencionó la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, nunca más un servidor público se escudará detrás del fuero para agraviar al pueblo de México. El poder debe ser utilizado para servir al interés superior de la nación, no a los intereses personales. Día con día damos cuenta del compromiso por construir una mejor nación, han sido muchas las décadas de malos gobiernos que se blindan con las instituciones.

En este caso, bien aplica el dicho “el que nada debe, nada teme”, por eso, caminamos con seguridad hacia nuevos mecanismos legislativos que empoderan a la ciudadanía, y ponen a las y los servidores públicos a la merced de la rendición de cuentas. Nadie por encima de la ley, la corrupción y la impunidad serán desterradas del territorio nacional.

 

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial