Compromiso firme

Compartir

Ya cayeron Duarte, Lozoya, García Luna y la “verdad histórica” de Ayotzinapa. A dos años de la victoria de la Cuarta Transformación en las urnas, se reafirma una de las principales promesas que les hicimos a las y los mexicanos: el combate sin tregua a la corrupcción y el cambio profundo de régimen.

Luego de ser detenido en España en febrero pasado (y de haber permanecido en prisión desde entonces) el ex director de Pemex durante la administración de Peña Nieto —acusado de lavado de dinero, cohecho, fraude y de estar involucrado en el Caso Odebrecht— fue extraditado a México el pasado viernes, para enfrentar la justicia en la tierra a la que traicionó.

Su detención y extradición juegan un papel importante en el combate a la corrupción de esta adminisración, pues vienen acompañadas de la difusión de información referente a casos de corrupción durante la administración pasada. Aquí no hay venganza ni tapaderas, esto se trata de justicia y rendición de cuentas para el pueblo de México.

Ahora bien, esta excelente noticia se suma a una serie de victorias en esta materia. Aquí un breve recuento de estos logros: a inicios de julio, se anunció la captura del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, en el marco de la reunión de AMLO en Washington D.C. Él, como Lozoya, era prófugo de la justicia y buscado por la Policía Internacional (Interpol) a partir de una orden internacional de captura emitida por México.

Asimismo, la “verdad histórica” de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, sostenida por el ex procurador Jesús Murillo Karam durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, ya se cayó. Ahora, sin encubrimientos ni corrupción, se realizan investigaciones serias para dar con los responsables y esclarecer —de una vez por todas— qué ocurrió entre la noche del 26 y la madrugada 27 de septiembre de 2014. Por el bien de las familias de las víctimas y de la justicia en todo el país, se llegará a verdad.

La lucha de la 4T, que también incluye logros como la detención de Genaro García Luna (Secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón) y Juan Collado (abogado de Peña Nieto), para erradicar la corrupción de la vida pública del país, continúa y no se detendrá hasta que se haga justicia para todas y todos los mexicanos víctimas de actos de corrupción.

El compromiso del Gobierno de México avanza a pasos firmes. Sin importar colores o banderas, la busqueda incesante por la justicia no se detendrá. Las y los ciudadanos de México depositaron su confianza en una transformación profunda de la vida nacional, por ello, quienes tenemos la dicha de representar al pueblo de México tenemos la responsabilidad de hacer un cambio verdadero y deshacernos de los vicios de la vieja política. No fallaremos.

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial