El tumor de México

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con cada día que pasa nos acercamos al proceso electoral del 2021, donde se renovará la Cámara de Diputados, alcaldías y diputaciones locales en todo el país. Será una elección histórica por su gran tamaño y por lo que estará en juego: el pase de página en la historia de México hacia un futuro más justo, equitativo y seguro para todas y todos. La esperanza de la Transformación.

Ante este escenario, llama la atención la coalición anunciada en distintos estados del país entre el PRI, PAN y PRD. Una unión que, sin duda alguna, representa la mezquindad y ausencia de valores de sus miembros, pues subordina las ideologías partidistas a los intereses políticos. Así, partidos que anteriormente hubiera sido imposible ver dentro de un mismo grupo, hoy se unen sin un proyecto político respaldado por los valores de sus instituciones. Una pena.

Como bien lo señala nuestro dirigente nacional, Mario Delgado, la alianza anunciada por el PRIAN, al estilo de “todos unidos contra morena” (o Tumor, por sus siglas) representa lo peor de la política en México, un ente maligno para el país que busca hacerse de una posición política para seguir saqueando a la nación y nutrir a la corrupción.

Ahora, que si la osadía y el cinismo de estos partidos no queda clara, basta con solo dar un vistazo breve a la historia de México: casos de corrupción como el de Odebrecht, la fallida Guerra contra el Narcotráfico o el mal llamado Pacto por México, son algunos ejemplos del daño que las malas administraciones previas causaron a la nación. Hechos que la oposición y el conservadurismo quisieran que se mantuvieran en una amnesia nacional, aunque olvidan que el pueblo de México no olvida a quienes lo traicionaron.

Por eso, es de suma importancia tomar la decisión correcta durante las próximas elecciones. Hay que apostar por la continuidad del proyecto de nación que encabeza López Obrador y reiterar nuestro voto en favor de la erradicación de los vicios de la vieja política, de la corrupción y el privilegio de unos cuantos. Hay que avanzar como sociedad y alcanzar el México que necesitamos.

 

Cambio de presidencia

 

Durante la sesión virtual de Senado de la semana pasada, se anunció formalmente mi asignación a la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, cargo que me fue conferido a partir de la confianza depositada por mis compañeros senadores y senadoras.

Las metas planteadas para la Comisión de Juventud y Deporte, que previamente presidí, se cumplieron. Se saldó una deuda histórica con las y los jóvenes de México, a partir de una reforma constitucional que presenté y que hoy se encuentra en manos de los congresos locales; la cual dota de facultades al Congreso de la Unión para legislar en materia de personas jóvenes. Dejo este honorable cargo con la confianza de que se establecieron las bases para la creación de la Ley General de las Personas Jóvenes, una legislación que forma parte de las demandas de nuestra juventud y que, lamentablemente, México es el único país de Latinoamérica y el Caribe que no la tiene.

Ahora, desde la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes, impulsaré el desarrollo de la infraestructura de nuestro estado de Morelos, así como la regulación de los camiones doble remolque que transitan por nuestras vías y que, lamentablemente, representan un riesgo constante para las y los automovilistas. Continuaremos con el trabajo responsable, prudente y siempre con miras en el bienestar de nuestro estado y nuestra nación.

 

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm