X

Sí fue montaje

El pasado 5 de marzo, en sesión ordinaria de la Cámara de Senadores, el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN) denunció la existencia de micrófonos dentro de sus oficinas, acusaban de espionaje a la oposición. A partir de ello, las actividades de la Cámara Alta fueron detenidas para dar pie a una serie de acusaciones en contra de Morena, acompañadas de exigencias de que se hiciera una revisión profunda en el resto del recinto para corroborar que no existieran más dispositivos de escucha.

Desde nuestra bancada, abogamos por que el caso fuera investigado por las autoridades correspondientes, con la finalidad de que se realizara un estudio profesional de lo ocurrido. Desde nuestra trinchera no toleraremos acciones que atenten contra la seguridad y la privacidad de nuestras compañeras y compañeros, independientemente del partido al que pertenezcan. Cualquier presunto acto deshonesto y que atente contra la legalidad debe ser atendido para deslindar responsabilidades y actuar conforme a la ley.

A partir de lo anterior, la Fiscalía General de la República inició una investigación para dar con el fondo de este grave asunto y, cerca de 3 meses más tarde, la FGR ha hecho públicas sus resoluciones: los tres micrófonos hallados en las oficinas de GPPAN fueron adquiridos e instalados, junto con otros 58, durante la construcción de la nueva sede del Senado de la República. Estas acciones fueron realzadas con el conocimiento de todos los grupos parlamentarios de la LXI Legislatura que en ese momento estaba conformada, en su mayoría, por el PAN.

Asimismo, la investigación señala que estos dispositivos “siempre han estado ahí y que nunca han funcionado porque no están conectados” por lo que el uso malicioso de los mismos queda, también, descartado.

A partir de los resultados de la FGR se pueden concluir lo siguiente: El PAN mintió, las acusaciones en nuestra contra fueron realizadas con malicia, sin fundamentos, con fines meramente políticos y, consecuencia de ello, los trabajos legislativos de la Cámara Alta se vieron perjudicados y la confianza dentro del recinto sufrió un golpe importante.

Por otro lado, se reafirma el compromiso que hemos señalado en repetidas ocasiones: nosotros no caeremos en prácticas viles de la vieja política. La deshonestidad y el engaño son actuaciones que debemos erradicar de la política nacional presente y futura. Nosotros actuaremos siempre con responsabilidad y respeto a nuestras instituciones. Es momento de un cambio verdadero en la vida política nacional.

Lo dije una vez y lo sostengo: nosotros jamás nos prestaremos para prácticas deshonestas.

Lucy Meza, senadora por Morelos

El pasado 5 de marzo, en sesión ordinaria de la Cámara de Senadores, el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN) denunció la existencia de micrófonos dentro de sus oficinas, acusaban de espionaje a la oposición. A partir de ello, las actividades de la Cámara Alta fueron detenidas para dar pie a una serie de acusaciones en contra de Morena, acompañadas de exigencias de que se hiciera una revisión profunda en el resto del recinto para corroborar que no existieran más dispositivos de escucha.

Desde nuestra bancada, abogamos por que el caso fuera investigado por las autoridades correspondientes, con la finalidad de que se realizara un estudio profesional de lo ocurrido. Desde nuestra trinchera no toleraremos acciones que atenten contra la seguridad y la privacidad de nuestras compañeras y compañeros, independientemente del partido al que pertenezcan. Cualquier presunto acto deshonesto y que atente contra la legalidad debe ser atendido para deslindar responsabilidades y actuar conforme a la ley.

A partir de lo anterior, la Fiscalía General de la República inició una investigación para dar con el fondo de este grave asunto y, cerca de 3 meses más tarde, la FGR ha hecho públicas sus resoluciones: los tres micrófonos hallados en las oficinas de GPPAN fueron adquiridos e instalados, junto con otros 58, durante la construcción de la nueva sede del Senado de la República. Estas acciones fueron realzadas con el conocimiento de todos los grupos parlamentarios de la LXI Legislatura que en ese momento estaba conformada, en su mayoría, por el PAN.

Asimismo, la investigación señala que estos dispositivos “siempre han estado ahí y que nunca han funcionado porque no están conectados” por lo que el uso malicioso de los mismos queda, también, descartado.

A partir de los resultados de la FGR se pueden concluir lo siguiente: El PAN mintió, las acusaciones en nuestra contra fueron realizadas con malicia, sin fundamentos, con fines meramente políticos y, consecuencia de ello, los trabajos legislativos de la Cámara Alta se vieron perjudicados y la confianza dentro del recinto sufrió un golpe importante.

Por otro lado, se reafirma el compromiso que hemos señalado en repetidas ocasiones: nosotros no caeremos en prácticas viles de la vieja política. La deshonestidad y el engaño son actuaciones que debemos erradicar de la política nacional presente y futura. Nosotros actuaremos siempre con responsabilidad y respeto a nuestras instituciones. Es momento de un cambio verdadero en la vida política nacional.

Lo dije una vez y lo sostengo: nosotros jamás nos prestaremos para prácticas deshonestas.

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Esta web usa cookies.