X

Oportunismo político

En la madrugada del 3 de junio, las y los diputados del congreso de Estado de Morelos sesionaron –de manera tramposa, en un horario inconveniente para que la mayoría de las y los morelenses no pudieran darle seguimiento a la sesión– para aprobar una reforma en materia electoral que apunta directamente al beneficio del Partido Encuentro Social (PES), bandera del gobernador, en el proceso electoral 2020—2021.

La reforma aumenta, innecesariamente, el número de legisladores en el Congreso Local de 20 a 24. Asimismo, entrega todo el poder de la Cámara a una mayoría, mientras que fija en 4%, el porcentaje de votos mínimos necesarios en el próximo proceso electoral para que las minorías accedan a diputaciones plurinominales. Este es un ataque directo contra el sistema democrático y el equilibrio de fuerzas políticas en la Cámara, reduciendo el poder político y la representación de los grupos minoritarios.

Para el próximo proceso electoral, se restringe la fusión de partidos políticos de nueva creación o, su incorporación a otro, hasta después de la primera elección en la que participen. No obstante, los partidos políticos nacionales, que en la elección pasada perdieron su registro nacional y conservaron únicamente el local, no serán considerados de nueva creación; lo que les permitirá fusionarse o incorporarse con uno o más partidos locales o nacionales. De esta manera, se favorece directamente al partido del gobierno del estado.

‪En estos tiempos buscamos construir una sociedad más justa e igualitaria, pero se condicionó gravemente la paridad y la no violencia política por razón de género a la aprobación de la reforma electoral. Estas últimas, convergieron en un mismo dictamen e ignoraron que crear condiciones para que las mujeres tengan una vida política libre de violencia de género, no debe estar sujeto a la conveniencia política de un grupo; pues es algo que nos corresponde por derecho.

Existen muchos asuntos de urgente atención. El actuar legislativo debe estar enfocado en el bienestar de la ciudadanía. También, se ha reiterado la importancia de trabajar por erradicar la violencia de género que existe en el país; no obstante, en este caso se ha hecho uso de esta lucha para fines políticos. Esta acción tiene un fondo vacío debido a que su forma es un acto de violencia contra las mujeres.

El COVID-19 ha dejado a miles de personas sin trabajo y deteriorado las condiciones económicas y sociales en Morelos y en el país. Las y los morelenses requieren que el Congreso y el Gobierno del estado trabajen en soluciones para los problemas presentes y futuros derivados de la pandemia que atravesamos. Los esfuerzos de nuestras autoridades locales deben enfocarse en ayudar a la gente, no en el oportunismo político.

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Esta web usa cookies.