X

No es tiempo

En un ejercicio de diálogo y conocimiento, senadoras y senadores nos reunimos de manera virtual para recibir al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López-Gatell, con la finalidad de ahondar en las preguntas que miles de mexicanas y mexicanos compartimos y para abordar la transición en la que nuestro país se encuentra actualmente.

Algunas de las temáticas sobre las que se cuestionó al subsecretario fueron: la realización de pruebas COVID, los registros o subregistros de casos y fallecimientos en el país, la letalidad del virus en México en comparación con el índice global y la situación que viene para nosotros. El Doctor contestó con profundidad y paciencia a los cuestionamientos, contextualizando las respuestas y trazando una línea de tiempo de las acciones que se han emprendido para combatir al COVID-19 a nivel nacional.

De esta reunión, además de la muy relevante información que nos proporcionó el Dr. López-Gatell, hay un par de puntos en los que vale la pena ahondar. En primer lugar, el atinado señalamiento de que, a pesar de que parezca sencillo determinar que el mantenimiento de Jornada Nacional de Sana Distancia es el camino a seguir, este pensamiento se realiza desde una posición de privilegio e ignorando las posibilidades de millones de mexicanas y mexicanos.

El importante porcentaje de personas en situación de pobreza, que viven al día o que no tienen un empleo se incrementará a partir de esta contingencia. Debemos pensar en el bienestar de todas las personas, con ello, debemos valernos de nuestra capacidad de empatizar y comprender que las condiciones de vida varían de una persona a otra.

Por otro lado, cuestionar la legitimidad y capacidad de quien funge como uno de los principales voceros del sector salud durante esta contingencia sanitaria, a base de verdades tergiversadas, preguntas tendenciosas y una búsqueda incesante de legitimar un discurso antagónico es muy riesgoso, pues más allá de dirigirse a acrecentar el pensamiento y los conocimientos ligados a la emergencia sanitaria que atravesamos, están dirigidos a desestabilizar el liderazgo que hoy existe con fines sanitarios, no políticos. Confundir estas dos arenas representa una amenaza a la salud pública del país.

Este no es momento de oportunismo político, es tiempo de velar por la salud y el bienestar de todas y todos por igual, de reflexionar sobre nuestros privilegios y la manera en que podemos utilizarlos para equilibrar la balanza. Nuestro enfoque debe estar en las y los ciudadanos que son fuertemente impactados por esta pandemia.

Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

Esta web usa cookies.