ESCATIMAR RECURSOS AL DEPORTE, UN BALAZO EN EL PIE

Cuando el 27 de septiembre del año pasado, como presidente electo, Andrés Manuel López Obrador afirmó que “el deporte es elemento clave en el desarrollo humano”; más aún, que su gobierno habría de fortalecer el deporte olímpico, llamó a los deportistas a prepararse para las próximas olimpiadas y tener buenos resultados: Sus palabras significaron un buen aliento para éstos.

Es claro que sin el apoyo gubernamental aspirar a participar en esa contienda deportiva que se realiza cada cuatro años es complicado, y más alcanzar un puñado de medallas. Por fortuna nuestros compatriotas le ponen, no sólo ganas, sino también alma y corazón, lo que les ha permitido ganar varias preseas.

En aquel momento, al finalizar una reunión privada con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, en la sede del Comité Olímpico Mexicano (COM), el presidente anunció una inversión sin precedentes de 5 mil millones de dólares; a fin de apoyar a las y los deportistas profesionales y de alto rendimiento, además para promover la participación de los jóvenes en actividades deportivas.

Sin embargo, esos apoyos no se han cumplido. En el análisis realizado al Programa Nacional de Cultura Física y Deporte 2019-2024 de la CONADE, éste señala que “no se estableció ni se previó dentro de sus estrategias, objetivos y líneas de acción, la parte correspondiente a estímulos económicos a deportistas que tuvieran logros y medallas en el marco de la justa deportiva de los Juegos Panamericanos de Lima 2019”.

Lo dijimos antes y lo reiteramos ahora. Desde la antesala de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 nuestros deportistas no recibieron los apoyos económicos de las becas que están presupuestadas dentro de la CONADE. Señalamos la gravedad del tema, ya que ninguno de los atletas participantes recibió en su totalidad los recursos programados.

Desde luego, los recursos no deben pensarse única y exclusivamente en favor del deporte de alto rendimiento. Una de las prioridades de la política deportiva nacional es disminuir el nivel de sedentarismo de la población, capacitar a entrenadores y promotores deportivos; donde la participación e intervención de los municipios sea un compromiso institucional, para contribuir al desarrollo del deporte en nuestro país.

Una de las prioridades de este gobierno es el que los jóvenes tengan alternativas en el ámbito del deporte, que les permitan desarrollarse y alejarse de actividades nocivas para su salud y de escenarios de violencia, delincuencia y conductas antisociales.

Sobre la base del diagnóstico del deporte mexicano, el proceso de deporte escolar e iniciación deportiva en México no se ha consolidado debido a que en la mayoría de las escuelas del nivel primaria y secundaria del país no se cuenta con la infraestructura, equipamiento y recursos humanos adecuados, además de la poca disponibilidad de horarios en los que el alumnado pudiese recibir 4 o 5 veces por semana una educación deportiva efectiva.

Como presidenta de la Comisión de Juventud y Deporte, desde el Congreso de la Unión he hecho un llamado respetuoso al Poder Ejecutivo para que, en un ámbito de colaboración respetuosa y de coordinación institucional, se fortalezcan los aspectos como la planeación estratégica a mediano y largo plazo para el desarrollo del deporte nacional, y generar una nueva etapa de estabilidad prolongada con programas y planes realmente eficaces y eficientes.

Nuestro principal interés, como corresponsables de la política deportiva, es saber a profundidad lo que está ocurriendo en nuestro país con la cultura física y el deporte, con el firme objetivo de generar reformas que permitan a este organismo potenciar su operación y con el ineludible compromiso de impulsar las disciplinas deportivas y el deporte de alto rendimiento.

Por ello, hemos hecho con pleno respeto a la autonomía y al Pacto Federal, un llamado al Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, que se abra la partida financiera correspondiente y, se otorguen recursos económicos bajo el esquema legal existente, a los ganadores de la delegación deportiva mexicana participante en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Al terminar de redactar esta entrega, el sábado pasado, nuestra delegación deportiva estaba en el segundo lugar del medallero olímpico Lima 2019, sólo por debajo de Estados Unidos; Canadá en tercero. Esta importante actuación de todas y todos los deportistas mexicanos debe obligar a las autoridades y al Congreso de la Unión a reiterarles no sólo todo nuestro apoyo y, reconocer su esfuerzo y sus logros en la justa deportiva, además de cumplir los compromisos.

Escatimar recursos al deporte es como darle a la 4T un balazo en el pie.

Lucía Meza Guzmán / Senadora por Morena

Share on facebook
Share on twitter